¡Duarte! ¿Qué le ha pasado a tu patria?

Escrito el 23 Ene 2016
Comment: Off




Opinión de RD Noticias/ 26 Enero 2016:  En la República Dominicana grupos de poder y ladrones políticos han dañado, pisoteado y burlado el legado de Juan Pablo Duarte, los gobernantes de turno se hacen de la vista gorda con los desfalcadores del estado, con los narcotraficantes, tráfico de influencias, la invasión silenciosa de los haitianos, la subvaluacion de obras públicas, los precios de los artículos de primera necesidad y las injusticias contra el pueblo:

Leer artículo del año 2005 de nuestro director Ramón Barros  titulado Perdonanos Duarte:

En el blogspot Google Ramón Barros "PERDONANOS DUARTE" ,

En RD Noticias 




Por Fabio Herrera Miniño.- El próximo martes se cumplen 203 años del nacimiento de un ser humano singular, que en su vida adulta se empeñó en forjar un país en cuyo territorio sus habitantes arrastraban desde 1822 una sumisión a Haití, y en donde el niño Juan Pablo había nacido nueve años atrás.

La situación de Santo Domingo, en esa década de 1820 y las siguientes, era caótica al estar sus habitantes sometidos a nuevas formas de sumisión por un vasallaje de costumbres y creencias exóticas, las cuales impactaron en los sentimientos de los habitantes de la antigua colonia española, con una buena proporción que prefirió emigrar a otras islas cercanas o enviaban sus familiares más jóvenes al extranjero para estudiar y prepararse en sus actividades de adultos.

De esa manera, Juan Pablo Duarte en 1828 inició su caminar por Estados Unidos y Europa para asimilar las enseñanzas de esos países desarrollados y abrevar en una cultura que sacudieron y ampliaron sus inquietudes cívicas, al vivir en países donde absorbió las enseñanzas de moda del pensamiento liberal en el continente europeo, encaminándose por senderos democráticos después de la era napoleónica.

La formación intelectual y política de Duarte, recibida particularmente en España, le sirvió para convertirse en una bomba de tiempo patriótica al llegar en 1833 a su país y de inmediato iniciar una labor del despertar cívico y proselitista, que pasaría por la fundación de la sociedad secreta de La Trinitaria y culminaría con la decisión de la separación de Haití el 27 de Febrero de 1844.

Duarte, lleno de ideales y buenas intenciones para con sus conciudadanos, sacrificó todo lo que tenía para garantizar perdurabilidad a su naciente república, amenazada desde adentro por sus propios conciudadanos y desde fuera por las hordas haitianas, que desde marzo de 1844 iniciaron sus doce años de invasiones para intentar recuperar su territorio oriental isleño.

La sacrificada lucha y entrega inútil de un idealista en el otoño de 1844 fue expulsado del país, luego Duarte quiso volver por sus fueros al regresar al país en 1864 al enterarse en Venezuela de la Anexión a España, y la guerra que habían iniciado los restauradores cibaeños, pero su entusiasmo patriótico se vio frenado, cuando en su retorno intentó ser útil de nuevo a su país, y los restauradores de aquel entonces, tuvieron temor del ascendiente en el pueblo, y casi sin dejarlo desembarcar por Monte Cristi en marzo de 1864, lo designaron embajador plenipotenciario para buscar recursos a la lucha restauradora en América del Sur. Se le urgía que se embarcara de inmediato a sabiendas que no existían conexiones marítimas y más por el estado de guerra existente con España. Esto colmó la copa del desengaño de Duarte, que se instaló en Santiago junto a su enfermo compañero Matías Ramón Mella, que al ocurrir su muerte en junio de ese año retornó a Venezuela, donde moriría 12 años después.
Ahora, en pleno siglo XXI, y a tres años de celebrar el bicentenario del nacimiento de Juan Pablo Duarte, su desilusión sería mayor, y el dolor le rompería el corazón, al ver las condiciones de su Patria y la maldad de sus hijos, en un franco deterioro de las costumbres cívicas y morales, donde la búsqueda del bienestar a como dé lugar, vulnera todos los principios políticos para un buen gobierno y satisfacción de los ciudadanos, sometidos al pillaje de la clase política.

La patria, soñada por Juan Pablo Duarte, no existe. Sus hijos, enganchados a la política desde el mismo nacimiento de la República, se han encargado de irla destruyendo, y en el siglo XXI consideran al país como uno de los países en donde predomina una corrupción estatal arrolladora. Ilustres visitantes, hasta presidentes en ejercicio de los Estados Unidos, prefieren ir a Haití, en lugar de pisar el suelo dominicano en visita oficial. Las últimas pastorales de los obispos dominicanos remacha en cada ocasión la existencia de una corrupción rampante.

Nuevas corrientes de aire cívico deberían comenzar a soplar en el país para tratar que en algún 26 de enero del futuro se hayan afincados las simientes de un renacer patriótico, apoyados en los empeños e ideales de Juan Pablo Duarte para forjar una patria libre de toda intervención extranjera.





Por FABIO HERRERA MINIÑO

Acerca del Autor

Clima

Santo Domingo City Distrito Nacional Dominican Republic
25 febrero, 2018, 5:10 am
Parcialmente Nuboso con Chubascos
Parcialmente Nuboso con Chubascos
68°F
sensación térmica: 68°F
presión: 30 in
humedad: 93%
viento: 2 m/s NNE
Ráfagas: 2 m/s
UV-Index: 0
salida del sol: 7:01 am
puesta de sol: 6:44 pm
 

Facebook

Galería

Newsletter Powered By : XYZScripts.com