Enorme apagón arropa a toda la Isla de Puerto Rico

Enorme caos

Escrito el 22 Sep 2016
Comment: Off
Un fuego en patio de interruptores de Aguirre desembocó en una cadena de eventos que sacó de operación toda la red

Todo Puerto Rico se quedó ayer sin electricidad a causa del peor apagón en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en los últimos 36 años.

Específicamente, los 1,475,000 clientes de la AEE se quedaron a oscuras a las 2:30 p.m., cuando un interruptor de la central Aguirre, en Salinas, explotó provocando un incendio que, a su vez, averió dos líneas de transmisión de 230,000 voltios (las más grandes del sistema).

Poco más de cinco horas después, a las 8:00 p.m., la Isla seguía sin luz. Tenían servicio aquellos ciudadanos, comercios e industrias con generadores eléctricos.

El servicio de agua potable también estaba afectado, particularmente en las áreas que se sirven con el apoyo de estaciones de bombeo. La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) informó que 250,000 de sus 1.3 millones de abonados estaban a secas. La mayoría eran de la zona metropolitana, aunque también había en el  norte, sur y oeste de la Isla.

En conferencia de prensa desde el Centro de Operaciones Técnicas de Monacillos, el director ejecutivo de la AEE, Javier Quintana, explicó que el sistema completo colapsó para “autoprotegerse”, pues no está diseñado para soportar una falla tan grande como la de ayer.

“Es un evento atípico. No es normal. Al abrirse estas dos líneas (de transmisión de 230,000 voltios), que son tan importantes para el sistema pues van de sur a norte (Salinas a Aguas Buenas), perdimos la totalidad de los clientes”, dijo.

Exceptuando apagones durante el paso de sistemas atmosféricos, el evento de ayer  solo es comparable con el ocurrido  abril de 1980, cuando todo el País se quedó sin luz. Días después, trascendió que el apagón -que en la memoria colectiva quedó grabado como el “sopetazo”- ocurrió por error, luego que un empleado activara el interruptor equivocado. Al hacerlo, se produjo un cortocircuito que paralizó la central Costa Sur, en Guayanilla, y generó una cadena de eventos que apagó el sistema. El apagón le costó el puesto al director de la entonces Autoridad de Fuentes Fluviales, Alberto Bruno Vega, a quien el  exgobernador Carlos Romero Barceló le pidió la renuncia.

Ayer, ni Quintana ni el gobernador Alejandro García Padilla precisaron la causa del apagón, aunque tajantemente rechazaron un posible acto de sabotaje.

Mantenimiento

Ante denuncias de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) y otros sectores de que el apagón se debió a falta de mantenimiento, García Padilla aseguró que el interruptor que se quemó “tenía el mantenimiento debido”.

Indicó, no obstante, que se investigará si hubo otro evento que incidió en el fuego y si dicho evento respondió a falta de mantenimiento.

“El interruptor que falló tenía el mantenimiento completo”, recalcó, tras reconocer el histórico problema de falta de mantenimiento preventivo en la corporación pública.

“Por muchos años, la AEE ha usado el dinero para política partidista en vez de para mantenimiento. Por eso mismo es que hay que reestructurar la deuda de la AEE. Pero las máquinas se dañan, como los carros nuevos y viejos… tampoco es adecuado alarmar de más. Sí, hubo fuego. ¿Qué lo provocó? Es algo que se sabrá. No sería razonable pedir que se sepa qué ocasionó el fuego tan rápido”, agregó el mandatario.

Más tarde, el presidente de la Utier, Ángel Figueroa Jaramillo, rechazó lo dicho por García Padilla. En entrevista radial (WKAQ 580), dijo que el gremio confirmó que hace un mes se había reportado la necesidad de atender el interruptor que falló ayer.

Durante los pasados meses, El Nuevo Día ha reseñado una serie de eventos que reflejan una crisis operacional en la AEE a causa, principalmente, de falta de mantenimiento, que responde, a su vez, al retiro de más de 1,800 empleados.

En julio, por ejemplo, trascendió que el programa de desganche tiene un retraso de tres años. Ese mismo mes, hubo un fuego en la unidad #1 de la central Aguirre debido a un derrame de combustible. La unidad estuvo tres semanas fuera de operación.

Asimismo, en agosto, se supo que la flota de helicópteros de la AEE estaba inoperante debido a fallas y mantenimiento. La AEE utiliza las naves para patrullar e inspeccionar las líneas de transmisión como las que se averiaron ayer. También se informó que el 15% o 567 vehículos de la flota oficial no estaba en servicio.

Como telón de fondo, la AEE puso en vigor el 1 de agosto un aumento tarifario “provisional” de 1.299 centavos por kilovatio-hora, que cayó  mal entre sus clientes pese a la justificación de la corporación pública de que usará los ingresos del alza para atender la crisis operacional.

Quintana, de paso, dijo que aún no contaba con un estimado de daños causados por el apagón.

Recuperación

García Padilla y Quintana indicaron que el servicio eléctrico comenzaría a restablecerse unas seis horas después del apagón, es decir, a partir de las 8:30 p.m., como parte del plan diseñado por la corporación pública.

Dicho plan contemplaba “energizar” el sistema comenzando con las centrales de la costa norte, San Juan y Palo Seco, así como las de respuesta rápida en Mayagüez.

La AEE estableció como prioridad restablecer el servicio a las “cargas críticas”, es decir, hospitales, cuarteles y plantas de la AAA, etc.

“Hay que hacerlo de forma simultánea y ordenada; ir conectando clientes de forma paulatina y secuencial. Inicialmente, la entrada de clientes será más lenta, pero la cantidad aumentará según vayan entrando más unidades en servicio”, explicó el director ejecutivo de la AEE.

Añadió que en algunas áreas la conexión de los interruptores sería “más rápida” porque se haría remotamente, pero en otras demoraría más pues se haría manual.

“Nuestro compromiso es restablecer el servicio lo más rápido posible”, dijo Quintana.

García Padilla, por su parte, estimó que la recuperación total del sistema no debe demorar más de un día.

“Si acaso algún sector demora más de 24 horas, lo pronunciaremos y diremos al País cuáles son esos sectores que se han afectado más. Pero este es asunto que debe demorar varias horas”, declaró.

A eso de las 9:00 p.m. sectores como Levittown, en Toa Baja, y la isla municipio de Culebra ya tenían servicio de electricidad.

Otros efectos

En una segunda conferencia de prensa, García Padilla informó que hoy no habrá clases en  las escuelas públicas.

En cuanto al trabajo en el Gobierno, dijo que los empleados deberán reportarse a sus centros de trabajo al mediodía, a menos que se decida lo contrario más temprano.

García Padilla también informó que el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) emitió una orden de congelación de precios para la gasolina, que se suspendieron las cirugías electivas en Centro Médico y las visitas a las cárceles, y que los puertos y aeropuertos se mantendrán operando con normalidad.

Acerca del Autor

Clima

Santo Domingo City Distrito Nacional Dominican Republic
22 septiembre, 2017, 12:00 am
Tormentas
Tormentas
77°F
sensación térmica: 80°F
presión: 30 in
humedad: 100%
viento: 7 m/s S
Ráfagas: 7 m/s
UV-Index: 0
salida del sol: 6:28 am
puesta de sol: 6:35 pm
 

Facebook

Galería

Newsletter Powered By : XYZScripts.com