24 de Abril: Una fecha memorable para los dominicanos

Lea la verdad sobre Abril del 1965


Un heroe de verdad: Coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez.


Santo Domingo. WWW. HISTORIAPATRIA DOMINICANA.COM .-
Hoy se cumplen 47 años de la Guerra de Abril, un acontecimiento que tuvo implicaciones económicas, sociales, políticas e ideológicas, y que dejó un claro mensaje a los sectores poderosos de la época: que el pueblo tenía la suficiente conciencia para terminar para siempre con los golpes de Estado en el país.


El movimiento que se gestaba entre los militares y que pretendía restablecer a Bosch en el poder y proclamar la constitución de 1963 tenía como cabecilla principal al Teniente Coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez. La organización de este movimiento pronto llegó a oídos de los miembros del Triunvirato y por ello el Tnte. Coronel Fernández Domínguez fue enviado a España con un cargo diplomático.

Otros miembros del grupo fueron destituidos de sus puestos, entre ellos: mayor Agustín Núñez Nogueras, el capitán Hector Lachapelle Díaz, el capitán Quiroz Pérez y otros que posteriormente apoyarían el levantamiento contra el Triunvirato. Al verse obligado a ausentarse del país el Coronel Fernández Domínguez, la coordinación del grupo de "constitucionalistas" como se les llamaría posteriormente paso a manos del Coronel del Ejercito Nacional, Hernández Ramirez.


Aparte de los "constitucionalistas", habían otros grupos dentro de las mismas Fuerzas Armadas que también conspiraban para derrocar al Triunvirato, destacándose el conocido como "El Clan de San Cristóbal" el cual estuvo encabezado por el entonces coronel del Ejercito Nacional Neit Nivar Seijas, el cual propugnaba por el derrocamiento de Reid Cabral con el objetivo de facilitar el retorno a la presidencia del Dr. Joaquín Balaguer. La fecha en que se iniciaría el levantamiento fue fijada en varias ocasiones, pero diversos factores impidieron que esta se llevara a cabo. Uno de los más serios intentos se produjo a principios de abril del 65, pero este intento fracasó porque uno de los oficiales implicados en el mismo lo informó al Dr. Reid Cabral. Nuevamente la fecha se pospuso para el 25 de abril pero el 24 del mismo mes varios de los oficiales implicados en el contragolpe fueron apresados por el entonces jefe del Estado Mayor del Ejercito. General Rivera Cuesta.

Ante tales circunstancias el capitán Mario Peña Tavéras liberó a sus compañeros de conspiración y puso bajo arresto a los generales Rivera Cuesta, al coronel Nivar Ledesma y otros militares opuestos al movimiento. Además del Campamento 27 de Febrero, donde se produjeron estos hechos que aceleraron el inicio de la sublevación, también se levantó contra el Triunvirato el Campamento 16 de Agosto. A la 1:30 de la tarde de ese día la noticia del levantamiento fue promulgada a través del órgano radial del PRD "Tribuna Democrática", el mismo indicó que capitán Peña Taveras había llamado a la emisora para informar que "oficiales de las fuerzas armadas respaldados por los alistados del Campamento 27 de Febrero habían hecho prisioneros al Jefe de Estado Mayor, general Rivera Cuesta, y se levantaron en armas para derrocar al Triunvirato". "A los pocos minutos cientos de manifestantes recorrían las calles de la capital dominicana, coreando consignas contra el Triunvirato y en favor del restablecimiento del gobierno de bosch." Ese mismo día Radio Santo Domingo, la emisora oficial, fue tomada por los rebeldes y a través de sus ondas radiaron una proclama pidiendo el apoyo del pueblo. Más tarde el edificio fue recobrado por los militares leales al Triunvirato y sus ocupantes apresados. Posteriormente fue cayó de nuevo en poder de los constitucionalistas. Mientras tanto Reid Cabral daba un ultimátum a los


rebeldes hasta las 5 de la mañana del 25 para que depusieran las armas. Ese ultimátum fue rechazado por los constitucionalistas y el 25 en la mañana se propagaron aún más las manifestaciones de apoyo al movimiento. En los campamentos sublevados los militares sublevados repartieron armas a civiles partidarios del alzamiento y se dispuso la ocupación de puestos estratégicos de la capital con el fin de enfrentar a los militares que se mantenían leales al gobierno del Triunvirato.

Cientos de manifestantes recorrían las calles de la capital y ocuparon puestos de la policía donde consiguieron armas de guerra. Las fuerzas que intentaron frenar el movimiento constitucionalista estaban comandadas por el General Elías Wessin y Wessin, entonces director del Centro de Estudios y Enseñanza de las Fuerzas Armadas (CEFA) y con base en la base aérea de San Isidro. Aproximadamente a las 10:25 de la mañana del día 25, Reid Cabral renunció a sus funciones como miembro del Triunvirato. Al mediodía, fue designado presidente provisional de la República el Dr. José Rafael Molina Ureña, éste había sido presidente del Senado de la Nación durante el gobierno de Bosch. Ese mismo día, los jefe militares opositores al movimiento constitucionalista ordenaron el bombardeo del Palacio Nacional y de otros puntos estratégicos ocupados por los insurrectos.

El 26 de abril se continuaron los bombardeos a las posiciones constitucionalistas, principalmente al Palacio Nacional y a la cabecera del puente Duarte, punto estratégico que unía a Santo Domingo con la Base aérea de San Isidro.

El 27 de abril, el Presidente Provisional Molina Ureña, el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó y otros dirigentes del movimiento fueron a reunirse con el embajador norteamericano en el país William Tapley Bennett, en la embajada norteamericana. Según la mayoría de los historiadores, el coronel Caamaño y otros militares constitucionalistas indignados por el trato ofrecido por el diplomático a la comisión, salió hacia la cabeza del puente Duarte a enfrentar a los militares leales al Triunvirato. Entre tanto Molina Ureña el presidente provisional se asiló en otra embajada

Acerca del Autor

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com