Las Mentiras de Una Guerra – Que Dios bendiga a América

Paul Chehade:

Distinguidos Conciudadanos:


Me siento en la necesidad de pedirles que tengan presente vuestros derechos y deberes con nuestra nación y directamente con vuestras familias.

En este momento de crisis que nadie acepta, pero todos vivimos no podemos permitir que distraigan nuestra atención con promesas no realizables de soluciones sin fundamentos a los problemas que vivimos.

- Discriminación o racismo
- Persecución indebida a los inmigrantes separando y destruyendo familias atentando en contra de todos los valores éticos de nuestra nación desde su creación.

- Crisis interna ocasionada por intereses privados ajenos a nuestro sistema federal creando Guerras Injustificadas que ocasionan muertes de nuestros jóvenes conciudadanos destruyéndoles la vida y esperanzas enviándolos a una guerra porque no podemos crear puestos de trabajos para ellos y menos asegurarles una educación.

Es fundamental que todos y cada uno de nosotros tomemos conciencia de la realidad en la que vivimos por lo que les pido lean el comentario adjunto que clarifica estos acontecimientos.

Cordialmente,

Paul Chehade:.

::::::::::::::

Nuestra Nación basada en los valores y creencias de los primeros Ingleses que llegaron a Nueva Inglaterra con la intención de establecerse y formar un país que se rigiera de acuerdo a las normas de Dios.

Empecemos por el origen:

A llegada del Mayflower el 19 de Noviembre de 1620 en Cape Cod, proveniente de Southampton y después Plymouth, Inglaterra. Quienes llegaron en el Mayflower? 35 Peregrinos, ó pilgrims y otros pasajeros, 101 en total. Los peregrinos, ó pilgrims, fueron Puritanos no conformistas, quienes dejaron Inglaterra. Los Puritanos, Protestantes Ingleses que se habían refugiado en Inglaterra provenientes de Basilea y Ginebra, llegaron a formar un núcleo de resistencia ante la tiranía absolutista de los Estuardo, inclinada a los abusos y atropellos, y a la intolerancia religiosa. La comunidad Puritana estaba formada entre otros por al menos algunos miembros de la Aristocracia Inglesa, por personas con poder en el sector público, y por comerciantes acaudalados. La ciudad de Londres, pero en especial la Universidad de, fueron refugios de los Puritanos. Habían sufrido las experiencias de la intolerancia, de los abusos y sufrimiento de un absolutismo monárquico.

Considerando su origen, se puede entender el valor reconocido a la libertad, en particular la libertad al pensamiento expresado como Liberty, y a la justicia. De ahí su profunda motivación en establecer un territorio donde prevalezca la libertad y la justicia, pero por encima de eso, un territorio que se rija por las normas de Dios. Una motivación que no solo se entiende y se respeta, sino que se comparte y se anhela.

La libertad y la justicia son además valores que son muy consistentes con los valores protestantes en sí: Fe en Dios, responsabilidad por el resultado con el trabajo propio, modestia en vez de vanidad, cultivo de las virtudes, familia pero sobre todo un sano individualismo, con respeto hacia el prójimo y su individualidad.

Mayflower Compact:

A bordo del Mayflower se redacto un acta con leyes con las cual los futuros colonos se comprometieron antes de desembarcar en tierras del continente Americano. Esta acta se llamó el Mayflower Compact, que fue firmada el 11 de Noviembre de 1620, y demuestra ya las intenciones de los nuevos colonos, y su aprecio por la ley y la constitución.

Estados Unidos logra ser un país gobernado por ciudadanos:

Independencia significa independencia de la Corona Británica. Estados Unidos logra ser un país gobernado por ciudadanos, de acuerdo a sus propios valores y creencias Puritanas, y de acuerdo a sus intenciones originales, de fundar un territorio según las normas de Dios, distante del absolutismo y tiranía de James I hasta algunos monarcas posteriores, tal vez Jorge III. La Declaración de Independencia que se firma durante el Segundo Congreso Continental el 4 de Julio de 1776 es el evento que consolida este logro, logro que defenderán durante la guerra de 6 años que incita, y después.

Constitución implica una serie extensa de leyes redactadas y ratificadas por el gobierno, a través de la cual se puede establecer justicia garantizando los derechos fundamentales a los ciudadanos, garantizar paz interior y prosperidad, proveer para la defensa del país, y asegurar las bendiciones de la libertad (en particular Liberty, libertad de pensamiento), para ellos mismos y la posteridad. La redacción y ratificación de la Constitución Federal, desde el 25 de Mayo hasta el 17 de Septiembre de 1787, es el episodio que consolida este logro tan importante.

Democracia como sistema político en el cual los ciudadanos tienen la libertad de escoger a sus gobernantes por medio de su voto, ejercitando su derecho como ciudadano. Federalismo como sistema político administrativo en el cual se le reconoce una cierta autonomía a los estados para autogobernarse, sin disminuir la importancia de un Gobierno Federal. Supongo se establece la democracia y el federalismo con un gobierno central con la elección del primer presidente de Estados Unidos, George Washington, el 30 de Abril de 1789.

Es importante mencionar que la Casa Blanca donde reside el Presidente de los estados fue construida por Esclavos Afroamericanos a quienes se les otorgo su libertad mediante la Declaración de Emancipación en el año 1863 promulgada por el presidente Abraham Lincoln quien fue asesinado en 1865.

Declaración Universal de los Derechos humanos:

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos. Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias, entre otros.

El Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos:

Este periodo comienza con el boicot a los autobuses de Montgomery en 1955 siendo fue una lucha larga, y principalmente no-violenta, para extender el acceso pleno a los derechos civiles y la igualdad ante la ley a los grupos que no los tienen, sobre todo a los ciudadanos negros. Han sido numerosos movimientos a favor de otros grupos en Estados Unidos a través del tiempo, pero generalmente se usan el término para referirse a las luchas que tomaron lugar entre 1955 y 1968 para terminar la discriminación contra los afroamericanos y terminar con la segregación racial, especialmente en el sur de Estados Unidos.

Después de la marcha, King y otros líderes de los derechos civiles se reunieron con el presidente Kennedy en la Casa Blanca. Mientras que Kennedy parecía confiar sinceramente en la aprobación de la ley, no estaba claro que tenía los votos para hacerlo. Pero tras su asesinato el 22 de noviembre de 1963, el nuevo presidente Lyndon B. Johnson logró utilizar su influencia en el Congreso para sacara delante gran parte de la agenda legislativa de Kennedy. Martin Luther King fue asesinado en 1968.

Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos:

Adoptado el 16 de diciembre de 1966, considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad inherente a todos los miembros de la familia humana y de sus derechos iguales e inalienables creando condiciones que permitan a cada persona gozar de sus derechos civiles y políticos, tanto como de sus derechos económicos, sociales y culturales entre otros.

Los Derechos Humanos Después del 11de Septiembre del 2001:

Se inicia una nuevo capítulo, en que la democracia, tal como se vivía o se soñaba después
del derrumbe del comunismo soviético, se desvanecía con la proliferación de medidas restrictivas o represivas avaladas por el endurecimiento de una opinión pública angustiada e
insegura.

La lucha por los derechos humanos es también una batalla política, es decir, intelectual, que implica desarrollar cuadros interpretativos del mundo con el uso de palabras clave como derechos humanos, ética, patriotismo, multilateralismo, terrorismo.

Los ataques terroristas en Estados Unidos marcaron una ruptura porque imponía el espectro de una amenaza absoluta surgiendo reacciones colectivas tales como El Miedo que es un peligro para las democracias porque este fenómeno, que la tradición política conoce bien, funciona mejor con los regímenes despóticos, las dictaduras y los totalitarismos.

Debemos considera que la reacción al terrorismo puede socavar y subvertir la democracia antes de derrotar a su enemigo, siendo la responsabilidad de quienes defienden los derechos humanos y la democracia deben proteger a su población de actos terroristas de esta envergadura.

¿Estos ataques contra la democracia fueron crímenes contra la humanidad? ¿Fueron actos de guerra? La interpretación de la Casa Blanca ha sido claramente destinada a afirmar el carácter bélico de estos ataques, mezclando dos interpretaciones " el 11 de septiembre fue un acto criminal y un acto de guerra" creando híbrido entre la ley penal y las leyes de la guerra ofrece ambas ventajas a las autoridades estadounidenses de ese momento.

De hecho, si es guerra, es posible utilizar la fuerza letal contra adversarios incluso si no han participado en el acto terrorista. La aceptación de daños colaterales es mucho más amplia que en el derecho penal. El test de la prueba es mucho más bajo que en acciones de lucha criminal, etc. Pero, como las leyes de guerra tienen desventajas también, al ejemplo de las Convenciones de Ginebra que implican el reconocimiento de derechos de los prisioneros de guerra, los estadounidenses vuelven al otro modelo, el de la ley penal para quitar a los prisioneros los derechos de las leyes de guerra, al combinar selectivamente elementos del modelo de guerra y elementos del modelo de la ley.

La terminología de la guerra tiene graves consecuencias para los derechos humanos porque el respeto de dichos derechos se hace mucho más difícil, práctica y legalmente, en tiempos de guerra. Pero, el terrorismo de después del 11 de septiembre, descrito como guerra, es una guerra sin fin. La suspensión de los derechos humanos que esta guerra supone puede ser, lógicamente, sin término y constituir un cambio profundo de los valores y principios de las sociedades democráticas.

La ecuación entre la libertad y la seguridad plantea desafíos éticos, legales y políticos. Nadie en el movimiento de derechos humanos cuestiona la legitimidad, en tiempos de crisis y frente a las amenazas y los ataques contra civiles, de la necesidad de reforzar las medidas de seguridad y de cambiar hasta cierto punto el equilibrio entre seguridad y libertad. La protección de la población y la prevención de crímenes contra la humanidad y otros actos de esta naturaleza son una responsabilidad esencial de los Estados.

No obstante, cual sea la situación de emergencia, algunos derechos y libertades fundamentales no pueden nunca suspenderse ni derogarse: el derecho a la vida, el derecho a no estar sometido a la tortura y otras formas de tratamiento cruel, inhumano o degradante; el derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión. Además, los tratados de derechos humanos como el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos establecen que cualquier restricción impuesta a otros derechos debe ser, entre otros requisitos, excepcional y temporaria en su naturaleza; no discriminatoria con base en la raza, el color, el sexo, la lengua, la religión o el origen social.

La Constitución estadounidense provee garantías fuertes contra las injerencias del gobierno y en favor de la separación de poderes. Como “la doctrina de separación de poderes fue adoptada por la Convención constitucional de 1787 no para promover la eficiencia pero para evitar el ejercicio de un poder arbitrario. El propósito no era el de evitar fricciones sino, por esta misma fricción inevitable creada por la distribución de los poderes gubernamentales en tres departamentos, de salvar al pueblo de la autocracia”.

La primera enmienda prohíbe al Congreso legislar en materia de censura de la prensa, la cuarta protege a los ciudadanos contra intrusiones y supervisiones indebidas del gobierno.

La quinta pide equidad de parte del gobierno federal y prohíbe cualquier forma de discriminación frente a la ley. La sexta exige un juicio equitativo y la asistencia de un abogado para personas acusadas de crímenes.

Las medidas adoptadas después de 11 de septiembre tienen que analizarse dentro de este campo constitucional, que constituye la herencia del sistema americano. Sin embargo, además de esta ruptura con las garantías otorgadas tradicionalmente por el sistema legal estadounidense, muchas de las medidas adoptadas por la Casa Blanca después del 11 de septiembre han violado disposiciones fundamentales del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho humanitario.

El traumatismo creado por los atentados ha cambiado de un día a otro las percepciones de muchos y subvertido valores y principios que se creían profundamente arraigados en la realidad de una sociedad democrática. De repente algunos intelectuales liberales saltaron a la otra orilla, pasando de la defensa de los derechos humanos a la justificación de la tortura.

En este contexto no es de extrañar y es necesario recalcar que muchas de las políticas de restricción de libertades anunciadas por gobiernos democráticos y no tan democráticos, bajo el pretexto de combatir el terrorismo ya habían sido preparadas antes del 11 de septiembre del 2001.

Patriot Act:

Firmado el 26 de octubre por el presidente Bush, el USA PA TRIOT ACT (Uniting and Stengthening America by Providing Appropriate Tools Required to Intercept and Obstruct Terroism Act) es la referencia y el símbolo de la política seguida por Casa Blanca después del 11 de septiembre. Presentado como la expresión de las dobles necesidades "Proteger al país sin atentar contra la democracia".

A nivel nacional esta Ley, pone en peligro nuestros derechos, de acuerdo a la Primera Enmienda de la Constitución, a la libertad de expresión y de asociación política al crear un nuevo crimen amplio de terrorismo doméstico y negando la entrada a no ciudadanos con base en su ideología. La Ley reduce nuestras expectativas ya bajas de protección de la vida privada al otorgar al gobierno poderes mayores en materia de vigilancia.

Llevados al extremo a nivel internacional, estos criterios conforman una perspectiva neo imperial por la cual Estados Unidos se arroga el papel global de fijar normas, determinar cuáles son las amenazas, usar la fuerza e impartir la justicia.

Se podría interpretar como que en el ideal de proteger nuestra nación hemos aceptado sin darnos cuenta que sean limitadas o socavadas las garantías tradicionalmente reconocidas en los Estados democráticos a sus ciudadanos. En otros casos, la guerra al terror ha sido usada por Estados autoritarios para justificar la represión de la oposición y por casi todos los Estados para decretar medidas arbitrarias y punitivas dirigidas contra los menos afortunados.

Guerras provocadas basándonos en la protección de la democracia:

Tomando estos acontecimientos y el temor de la ciudadanía nuestros jóvenes fueron enviados a morir a una guerra en Irak, que la historia demostró que no tenía ningún fundamento mayor que los intereses económicos de un pequeño grupo sin conciencia de la destrucción y dolor que causado a familias norteamericanas y de países lejanos quienes vieron destruidas sus vidas y de sus seres queridos sin ningún motivo.

Solo debemos tener muy claro cuál es el verdadero motivo de centralizar el poder y distraer la atención de la ciudadanía para de esta manera no se preocupen de los problemas internos de nuestra nación tales como. - El desempleo provocado por la destrucción de los medios de producción internos como fabricas, talleres, oficinas entre otros. - La destrucción de recursos naturales como el ecosistema. - La falta de información a la ciudadanía de la realidad económica en la que se encuentra sumergida nuestra nación. - La utilización de los medios de comunicación para que los políticos de turno o aspirantes a dichos cargos en las elecciones de noviembre utilicen el tema de los inmigrantes como pretexto a su incapacidad de generar puestos de empleo y producción a nivel nacional.

Conclusión:

Como conclusión debemos recordar el discurso del Presidente Dwight D. Eisenhower del día 17 de Enero del año 1961 quien claramente dijo que nuestra nación en el tiempo no debe de permitir que ningún grupo de poder ideológico y/o económico manipule a los que como Senadores, Representantes a nivel Federal y/o Estatal, entre otros; Condicionando a estos funcionarios públicos a beneficiar a estos grupo sin tomar en cuenta las verdaderas necesidades a nivel nacional y permitiéndoles que se ubiquen sobre la democracia que ha caracterizado a nuestra nación. Siendo los Estados Unidos de América sinónimo de respeto y admiración.

Hoy es fundamental tener presente los principios expresados y no ser ajenos a los acontecimientos que de cualquier manera atentan contra la dignidad humana y mucho menos nos hacen participes indirectos de quitar una esperanza de vida a nuestros conciudadanos al igual que a los menos afortunados a nivel nacional como internacional.



Las Mentiras de Una Guerra - Que Dios bendiga a América

Acerca del Autor

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com