Desafío para la aviación comercial

0
92
desafio-para-la-aviacion-comercial
36071 desafio para la aviacion comercial

Para cualquiera de nosotros, el 2050 está todavía muy, muy, pero muy lejos. Para la aviación comercial, por el contrario, el 2050 está a la vuelta de la esquina. Acostumbrada a formular planes de largo plazo, la aviación comercial enfrenta el compromiso de reducir a cero sus emisiones de carbono para el 2050, meta ésta que implica un reto formidable dado el estado en que se encuentra actualmente.

A fin de alcanzar ese objetivo, será preciso reemplazar los combustibles utilizados hasta ahora, derivados del petróleo, con combustibles ambientalmente sustentables, tarea que es muy fácil describir pero sumamente difícil de cumplir. En efecto, según estimados de la IATA, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, apenas el 0.1%, una décima del uno por ciento, del combustible cargado hoy en día corresponde a la categoría de sustentable, habiéndose llevado a cabo un total de 450,000 vuelos, usualmente de muy corta duración. Y añade que hasta el significado de ese mínimo porcentaje está sobrestimado, ya que se aplica a años en que el transporte aéreo estuvo deprimido por causa de la pandemia. Para el 2025 se estima que se habrán completado cerca de un millón de vuelos, y que unos 50 aeropuertos dispondrán de las instalaciones requeridas para cargar combustibles sustentables.

De acuerdo con la IATA, aun si para el 2035 se dispone de sistemas de propulsión de aeronaves basados en la electricidad o el hidrógeno, utilizables en rutas de corta duración, los vuelos de largo alcance, con equipos de cabina ancha, que son la principal fuente de las emisiones contaminantes, quedarían fuera.

Como en todos los negocios, los ingresos deben cubrir los costos y dejar un beneficio. Aunque se anticipa que el precio de los combustibles sustentables bajará, predecir cuánto costarán cuando salgan al mercado es un ejercicio lleno de imprecisiones, relacionadas con tecnología, producción, suministro de insumos, regulación, infraestructura, distribución y mantenimiento.

Doctor en Economía de Columbia University especializado en empresas, mercados, pronósticos y riesgo.