No hay camas para los enfermos mentales

Después de estudiar durante años la realidad del país en el campo de la salud mental y buscar implementar cambios encaminados a dignificar y humanizar esa atención, el psiquiatra Ángel Almánzar hace comparaciones con los estándares internacionales que rigen en la actualidad, lo que le lleva a concluir que la República Dominicana entra en la categoría de países con graves carencias de camas psiquiátricas.

El ex director nacional de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública revela que hasta febrero pasado, la red pública contaba con 93 camas psiquiátricas, lo que significa que como país tiene una tasa de 0.9 camas por 100,000 habitantes. Las estimaciones internacionales indican que esta tasa en los países de bajos ingresos es de 1.9 camas por 100,000 habitantes.

Mientras que los ingresos medios bajos, agrega, que es donde se encuentra la República Dominicana, la tasa que deberían tener es de 6.3 camas por 100,000 habitantes, lo que tampoco es suficiente para cubrir la demanda.

A principios de este año, explicó Almánzar, terminó un estudio internacional, en el que participó, en el que se determinó que el número mínimo de camas psiquiátricas que debe tener un país es de 30 por 100,000 habitantes sin importar su condición y que 60 camas sería el número óptimo.

Según ese consenso de expertos e investigadores, detalla, se considera un déficit leve cuando las camas psiquiátricas están entre 25 y 30 por 100,000 habitantes, mientras que cuando es inferior a 15 camas por 100,000 habitantes, se considera un déficit grave de camas psiquiátricas.

El especialista dijo que el país no llega a una cama por 100,000 habitantes, lo que explica las dificultades que enfrenta la población para recibir esos servicios.

“La República Dominicana no llega ni siquiera a una cama por 100,000 habitantes, eso es un indicador que debe mover a la acción”, dice.

Pocos avances

Preguntado por las dificultades de la población para acceder a los servicios de salud mental, el ex director de Salud Mental lamenta que el plan de ampliación de los servicios de intervención en crisis, previsto hasta 2020, que dejó la última gestión de gobierno, no haya avanzado.

Explicó que en agosto de 2020, cuando se produjo el cambio de gobierno en el país, quedaron en funcionamiento nueve Unidades de Intervención en Crisis (UIC) y tres en proceso de instalación, que estaban ubicadas en los hospitales Antonio Musa, en San Pedro de Macorís; Luis Eduardo Aybar con una capacidad de 25 a 40 camas en Santo Domingo y que en planes, con presupuesto asignado para su instalación, estaba la de Mao, en Valverde.

Otro grave problema, dijo el especialista en comportamiento humano consultado sobre el tema por Listín Diario, es el de los recursos humanos disponibles para trabajar en salud mental.

CIFRAS

Recursos humanos


Otro grave problema, dijo el especialista en comportamiento humano, es el de los recursos humanos disponibles para trabajar en salud mental. Explicó que para 2018 se estima una tasa de 1.08 psiquiatras por 100,000 habitantes, mientras que la media en la región es de 1,4, con una distribución desigual entre las zonas urbanas y rurales.

Related Articles

Stay Connected

3,360SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Latest Articles